Noticias de Bolsa

Un nombre sabroso, pero sin Big Mac: Rusia abre rebautizados restaurantes de McDonald’s

4/4

Varias personas comen en uno de los antiguos locales de McDonald’s, rebautizados como «Vkusno & tochka», en Moscú, Rusia. 12 junio 2022. REUTERS/Evgenia Novozhenina

2/4

12 jun (Reuters) — Puede parecer y oler a McDonald’s, pero ahora es «Vkusno & tochka». Los arcos dorados han desaparecido, el Filet-O-Fish es simplemente una hamburguesa de pescado. El Big Mac ha abandonado Rusia.

El domingo comenzó una nueva era para la comida rápida y la economía rusa, ya que los restaurantes McDonald’s abrieron sus puertas en Moscú bajo la nueva propiedad rusa y con el nuevo nombre, que se traduce como «Sabroso y ya está».

La reapertura de estos establecimientos, más de tres décadas después de que el gigante estadounidense de las hamburguesas abriera por primera vez sus puertas en Moscú, en un simbólico deshielo entre Oriente y Occidente, es una vez más una clara señal de un nuevo orden mundial. La reapertura tuvo lugar el Día de Rusia, una fiesta que celebra el orgullo nacional.

La suerte de la cadena, que McDonald’s vendió al salir del país por el conflicto de Ucrania, podría ser una prueba del éxito de la economía rusa para ser más autosuficiente y resistir las sanciones occidentales.

El domingo, decenas de personas hicieron cola ante el que era el restaurante insignia de McDonald’s en la plaza Pushkin, en el centro de Moscú. El establecimiento lucía un nuevo logotipo -una hamburguesa estilizada con dos papas fritas- y un eslogan que decía: «El nombre cambia, el amor permanece».

La fila era mucho menor que la de los miles de personas que acudieron al McDonald’s original abierto en 1990 durante la era soviética.

El menú de Vkusno & tochka también era más reducido y no ofrecía el Big Mac ni otras hamburguesas y postres, como el McFlurry. Una hamburguesa doble con queso costaba 129 rublos (2,31 dólares), frente a los 160 de McDonald’s, y la de pescado, 169 rublos, frente a los 190 anteriores.

La composición de las hamburguesas no ha cambiado y el equipo de McDonald’s se ha mantenido, dijo Alexander Merkulov, director de calidad de la nueva empresa.

McDonald’s cerró sus restaurantes rusos en marzo y dijo a mediados de mayo que había decidido abandonar el país por completo.

Como muestra de la prisa que han tenido los nuevos propietarios por cambiar de marca a tiempo para el lanzamiento, gran parte de los envases de las papas fritas y las hamburguesas eran blancos, al igual que los vasos de las bebidas, mientras que las bolsas de comida para llevar eran marrones. El antiguo logotipo de McDonald’s en los paquetes de ketchup y otras salsas estaba cubierto con marcas negras improvisadas.

Sin embargo, Sergei, un cliente de 15 años, no vio mucha diferencia.

«El sabor sigue siendo el mismo», dijo mientras comía una hamburguesa de pollo con papas fritas. «El refresco de cola es diferente, pero la hamburguesa no ha cambiado en absoluto».

¿MEJOR QUE UN BIG MAC?

El restaurante insignia de Moscú es uno de los 15 locales renovados abiertos inicialmente en la capital y sus alrededores el domingo. Oleg Paroev, director general de Vkusno & tochka, dijo que la empresa prevé reabrir 200 restaurantes en Rusia para finales de junio y los 850 para fines del verano boreal.

«Durante tres meses no hemos trabajado», dijo Ruzanna, gerente de una sucursal de Moscú que abrirá en julio. «Todo el mundo está muy contento».

La cadena mantendrá su antiguo interior de McDonald’s, pero eliminará cualquier referencia a su antiguo nombre, dijo Paroev, que fue nombrado director general de McDonald’s Rusia semanas antes de que Moscú enviara decenas de miles de tropas a Ucrania el 24 de febrero.

«Nuestro objetivo es que nuestros clientes no noten una diferencia ni en la calidad ni en el ambiente», dijo Paroev en una conferencia de prensa en el restaurante. Según afirmó, la cadena mantendrá «precios asequibles», aunque añadió que es probable que suban por la inflación, pero no más que sus competidores.

El empresario siberiano Alexander Govor, nuevo propietario de la cadena, dijo a Reuters que buscará lanzar algo similar al emblemático Big Mac de McDonald.

«No tenemos derecho a usar algunos colores, no tenemos derecho a usar los arcos dorados, no tenemos derecho a usar ninguna mención de McDonald’s», dijo a Reuters.

«El Big Mac es la historia de McDonald’s. Definitivamente haremos algo similar», señaló. «Intentaremos hacer algo aún mejor para que a nuestros visitantes y huéspedes les guste este plato».

Govor dijo que este año se invertirán hasta 7.000 millones de rublos (125,56 millones de dólares) en el negocio, que emplea a más de 50.000 personas.

«La corporación me pidió, en primer lugar, que mantuviera la plantilla, que diera trabajo a la gente. Eso es lo que voy a hacer», añadió.

Govor dijo que la empresa está buscando nuevos proveedores de refrescos como Coca Cola (NYSE:KO), que anunció la suspensión de sus negocios en Rusia.

Momentos después de que terminara la rueda de prensa, un hombre se levantó ante las cámaras con un cartel en el que se leía «Traigan de vuelta el Big Mac». El personal del restaurante lo acompañó con rapidez a la salida.

(Reporte de Reuters; editado en español por Carlos Serrano)

Fuente

Похожие статьи

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.

Кнопка «Наверх»