General

La policía brasileña investiga los vínculos de la pesca ilegal con la desaparición de periodista británico


Manifestantes sostienen pancartas y rosas mientras protestan tras la desaparición, en el Amazonas, del periodista Dom Phillips y del activista Bruno Araujo Pereira, frente a la Embajada de Brasil en Londres, Gran Bretaña. 9 de junio de 2022. REUTERS/Tob

Por Gabriel Stargardter

RÍO DE JANEIRO, Brasil, 9 jun (Reuters) — La policía brasileña que investiga la desaparición de un periodista británico y un experto indígena en la selva amazónica se está centrando en personas implicadas en la pesca ilegal y la caza furtiva en tierras indígenas, dijeron tres agentes a Reuters.

Dos de los agentes son detectives de la policía del estado de Amazonas directamente implicados en el caso, mientras que el otro es un alto cargo de la policía federal brasileña que lo sigue de cerca. Los tres pidieron el anonimato para poder hablar de una investigación en curso.

«La principal hipótesis criminal en este momento es que las personas implicadas, y su motivo, estaban relacionados con actividades de pesca ilegal y caza furtiva en territorios indígenas», dijo el oficial de la policía federal.

Los testigos dijeron que vieron por última vez el domingo a Dom Phillips, un periodista independiente que ha escrito para The Guardian y The Washington Post. Phillips viajaba por una zona sin ley de la selva amazónica con Bruno Pereira, un exfuncionario de la agencia federal indígena Funai.

Su desaparición ha tenido una repercusión mundial. Políticos, gente del espectáculo, periodistas y activistas han instado al Gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro a intensificar sus esfuerzos para encontrarlos.

Los dos hombres se encontraban en un viaje de investigación en el Valle del Javari, una remota zona selvática en la frontera entre Perú y Colombia que alberga el mayor número de indígenas no contactados del mundo. La región salvaje y sin ley atrae a bandas de contrabandistas de cocaína, así como a cazadores y pescadores ilegales.

Pescadores y cazadores furtivos se adentran en el Valle del Javari, en la frontera con Perú, en busca de especies protegidas como el pez pirarucú que se vende en los mercados regionales de ciudades cercanas como Tabatinga.

En 2019, Maxciel Pereira, que trabajaba con la Funai para acabar con la pesca ilegal en el Valle del Javari, fue asesinado a tiros en Tabatinga.

La policía de la ciudad de Atalaia do Norte ha interrogado a varios pescadores como testigos y ha detenido a uno de ellos, un pescador local llamado Amarildo da Costa, conocido localmente como «Pelado», quien ha sido acusado de posesión ilegal de munición restringida.

La policía ha dicho que fue una de las últimas personas que vio a los dos hombres.

El abogado de Da Costa, Davi Oliveira, dijo que su cliente no estaba implicado en la desaparición de Phillips y Pereira, y que sólo se dedicaba a la pesca legal.

(Reporte de Gabriel Stargardter; Editado en español por Javier López de Lérida)

Fuente

Похожие статьи

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.

Кнопка «Наверх»