Divisas

El euro sigue a la baja y cae por debajo de 1,05 dólares


El euro sigue a la baja y cae por debajo de 1,05 dólares

Fráncfort (Alemania), 13 jun (.).- El euro mantiene su tendencia bajista frente al dólar tras las cifras de inflación de EEUU y la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) de la semana pasada y este lunes se depreció por debajo de 1,05 dólares.

El euro se paga a 1,0475 dólares en las primeras horas de la negociación del mercado de divisas y su debilidad acentúa más el impacto de las subidas de los precios en la región.

Al caer por debajo de 1,05 dólares, el mercado podría volver a probar mínimo de mediados de mayo por debajo de 1,04 dólares.

El 13 de mayo el euro cayó hasta 1,0350 dólares y anteriormente se había pagado por debajo de este nivel en diciembre de 2002, cuando cayó a 1,0323 dólares.

Mientras, los precios de consumo subieron en EEUU en mayo un 8,6 %, un máximo desde hace cuarenta años.

Estas cifras apoyan la agresividad de los movimientos de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), que esta semana subirá el precio del dinero, previsiblemente, en medio punto porcentual, confirmará otra subida similar en julio y dejará entrever más incrementos el resto del año, prevén los expertos de UniCredit (BIT:CRDI).

Las subidas de los tipos de interés en EEUU apuntalan al dólar porque la rentabilidad de las inversiones denominadas en esta divisa es mayor que la de las inversiones en euros.

Las turbulencias en los mercados de valores también contribuyen a la apreciación del dólar, refugio en momentos de incertidumbre por considerarse una inversión segura.

Los mercados no descartan que el BCE vaya a subir sus tipos de interés en 50 puntos básicos en septiembre, según se desprende del comunicado tras la reunión del pasado jueves y de los comentarios de su presidenta, Christine Lagarde.

La rentabilidad de los bonos soberanos a diez años de los países periféricos de la zona del euro ha subido mucho respecto al «Bund» alemán, que sirve de referencia.

Los diferenciales de la deuda soberana de los periféricos con la alemana se sitúan en máximos desde abril de 2020, tras el estallido de la pandemia de coronavirus, y por ello aumenta la preocupación por la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la deuda de los países más endeudados de la región.

Lagarde dijo el jueves que están comprometidos «para evitar los riesgos de fragmentación», que impidan que la política monetaria se transmita de forma similar en todos los países y que por ello en algunos suban más los intereses que en otros.

De momento, el BCE reinvierte el dinero de los bonos que ha adquirido. Al mantenerse en el mercado presiona a la baja los tipos de interés, pero puede que las reinversiones no sean suficientes para impedir que suban los tipos de interés en algunos países más que en otros.

Hasta ahora, el BCE no ha dicho si está dispuesto a aplicar nuevas medidas que lo eviten.

Fuente

Похожие статьи

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.

Кнопка «Наверх»