Datos macro

El BCE despega con una subida de los tipos de 25 puntos en julio


El BCE despega con una subida de los tipos de 25 puntos en julio

Fráncfort (Alemania), 9 jun (.).- Después de no haber subido el precio del dinero desde hace once años, el Banco Central Europeo (BCE) despega en julio con una subida de sus tipos de interés moderada de 25 puntos básicos, a la que seguirá otra en septiembre, cuya cuantía no ha decidido todavía.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió este jueves en Ámsterdam (Países Bajos) comenzar a subir los tipos de interés moderadamente en su reunión del 21 julio, para frenar la fuerte subida de la inflación por la guerra en Ucrania.

El BCE volverá a incrementar el precio del dinero en septiembre, ¿en cuánto? no está claro todavía, dependerá de los datos de inflación, podría ser en 50 puntos básicos.

«Si las perspectivas de inflación a medio plazo persisten o se deterioran, un incremento mayor será apropiado en la reunión de septiembre», dijo la entidad en un comunicado.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, explicó en una rueda de prensa en Ámsterdam, que se pudo seguir también de forma virtual, que la decisión fue tomada por unanimidad.

«Estamos en un viaje y éste es un paso importante en este viaje», comentó Lagarde.

Un alza de los tipos de interés reduce la demanda y, por lo tanto, los precios. El objetivo es controlar la subida de la inflación sin llegar a generar una recesión, algo que el BCE descarta que vaya ocurrir.

Pedir un préstamo sale más caro a los consumidores, empresas, inversores y gobiernos, lo que provoca que se reduzca la demanda.

De hecho, antes de que el BCE suba sus intereses, ya han incrementado con fuerza los tipos de interés y las primas de riesgo en países como Italia y España, que están muy endeudados.

Lagarde dijo que quieren observar cómo reacciona el mercado y que, por ello, no han decidido un aumento mayor de las tasas ya en julio.

Ahora el tipo de interés de las subastas semanales está en el 0 %, el de la facilidad marginal de crédito en el 0,25 % y el de la facilidad de depósito en el -0,50 %.

La facilidad de depósito es el tipo de interés con el que el BCE tradicionalmente remuneraba a los bancos sus depósitos a un día en la entidad, pero desde hace ocho años comenzó a cobrarles por el exceso de reservas para animarles a invertir en la economía real y evitar que sólo depositen el dinero en el BCE.

Tras ocho años en territorio negativo, la facilidad de depósito, volverá al terreno positivo el tercer trimestre.

El tipo de interés de sus operaciones de refinanciación principales está en el 0 % desde hace más de seis años.

Lagarde ha dicho que en julio van a aumentar los tres tipos de interés y que todavía no han decidido qué hacer en septiembre.

A PARTIR DE SEPTIEMBRE CONTINUARÁ EL DESPEGUE PARA FRENAR LA INFLACIÓN

Lagarde también consideró que, a partir de septiembre, serán necesarios más incrementos del precio del dinero.

«A partir de septiembre será apropiado un ritmo gradual pero sostenido de más incrementos de los tipos de interés», según el BCE.

El BCE reconoce que las presiones inflacionistas se han «ampliado e intensificado» y que los precios de muchos bienes y servicios han aumentado fuertemente, sobre todo la energía y los alimentos, por la guerra en Ucrania.

Por ello, el BCE ha revisado significativamente al alza sus pronósticos de inflación y a la baja los de crecimiento para la zona del euro.

El BCE prevé este año inflación del 6,8 % (5,1 % pronosticado en marzo) y un crecimiento del 2,8 % (3,7 % previsto en marzo).

La inflación remitirá hasta el 3,5 % en 2023 (2,1 % en marzo) y el 2,1 en 2024 (1,9 %).

El BCE pronostica ahora un crecimiento en 2023 del 2,1 % (2,8 % en marzo) y en 2024 del 2,1 % ( 1,6 %).

FIN DE LAS .PRAS DE DEUDA

Como ya había dicho antes, el BCE concluirá primero las compras de deuda antes de comenzar a subir los tipos de interés en julio.

El programa de compras de activos (APP) concluirá el 1 de julio y el BCE reinvertirá íntegramente el principal de los valores adquiridos que vayan venciendo durante un período prolongado tras comenzar a subir los tipos de interés.

Asimismo va a reinvertir el dinero de los bonos adquiridos con el programa de expansión cuantitativa que aplicó para afrontar la crisis por la pandemia hasta, al menos, finales de 2024.

Al reinvertir el dinero de los bonos el BCE se mantiene en el mercado y de este modo presiona a la baja los tipos de interés, pero puede que las reinversiones no sean suficientes para impedir que suban los tipos de interés en algunos países más que en otros.

«Estamos comprometidos para evitar los riesgos de fragmentación», que impidan que la política monetaria se transmite de forma similar en todos los países y que, por ello, en algunos suben más los intereses que en otros, dijo Lagarde, de momento.

Si el BCE está dispuesto a aplicar nuevas medidas que lo eviten, está por ver.

(audio) (foto) (vídeo)

Fuente

Похожие статьи

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.

Кнопка «Наверх»